Goodland Montessori Square

Attendance Matters: Here are 10 Reasons Why

Kids with windmills
Kids with windmills

From the first day a student attends 4K to graduation day, every minute in school matters. Unfortunately, chronic absenteeism, defined in Wisconsin as a student missing more than 10 percent of possible attendance days, is on the rise. 

To get students back on track to be successful in school and life, the entire community - parents, students, educators, businesses, neighbors - must come together and make daily student attendance a priority.

Here are ten reasons regular school attendance is so important. 

  1. Academic success. Regular school attendance is strongly correlated with academic achievement. RUSD data shows a direct link between our students who are absent the most and low reading levels. The more students are in school, the more opportunities they have to engage in lessons, participate in class discussions and benefit from teacher guidance. This active involvement enhances their understanding of subjects and improves their chance of success on exams and assignments. Let’s face it, “makeup” work just isn’t the same! 
  2. Learning continuity. Consistent school attendance ensures students are able to build upon the knowledge and skills they acquired in previous lessons. Missing school days can lead to knowledge gaps, making it harder for students to catch up and keep up with the class.
  3. Social and emotional development: Attending school regularly allows students to interact with their peers, form friendships and develop important social skills. School provides a setting where students learn to collaborate, communicate and navigate various social situations. Not to mention, students only get to partake in all the fun celebrations and activities if they’re in school!
  4. Discipline and responsibility. Regular school attendance instills discipline and responsibility in students. It teaches them the importance of being punctual, meeting commitments and following routines, all of which are valuable life skills. 
  5. Teacher-student interaction. Teachers can better understand their students’ strengths and challenges when they have regular interactions with them, allowing teachers to provide personalized support and guidance. 
  6. Access to resources. RUSD schools offer various resources beyond classroom instruction, such as libraries, laboratories, extracurricular activities and counseling services. Attending school ensures students have access to these resources, enhancing their overall educational experience. 
  7. Health and well-being. RUSD schools focus on physical education and health, promoting overall well-being and a healthy lifestyle. 
  8. Reduces dropout risk. High rates of school absenteeism are often associated with an increased risk of dropping out of school. Attending school regularly helps students stay engaged and invested in their education. 
  9. Community and citizenship. School attendance fosters a sense of community and citizenship, helping students develop an understanding of collective responsibility and their role as active members of society. 
  10. Legal requirements. Wisconsin law requires children to attend school up to a certain age and parents or guardians may face consequences if their children do not attend school regularly or miss too many days of school. 

Attendance plays a fundamental role in a student’s educational journey, personal growth and future prospects (including being less likely to live in poverty), but it also impacts everyone in that child’s school community. If a student in Wisconsin misses school on the third Friday in September, the school doesn’t receive state funding for that student, reducing the amount of money schools have to spend on resources for all students. 

Showing up matters. Just being there to hear the lesson, practice it with a teacher’s guidance and work with classmates, makes all the difference for students. 

From early childhood all the way through high school, every minute in school counts. Let's work together to make sure our children are in school every day.

SPANISH

Desde el primer día que un niño entra a kínder hasta el día de su graduación, cada minuto en la escuela cuenta.  Desafortunadamente, las faltas crónicas, que son definidas por el estado de Wisconsin como, un estudiante que falta a más de 10% de los días escolares, está en aumento.

Para encarrilar a los estudiantes para poder tener éxito en la escuela y en la vida, toda la comunidad – padres, estudiantes, educadores, negocios, y vecinos – necesitan unirse y hacer que la asistencia diaria de los estudiantes sea una prioridad.

Estas son diez razones por las cuales la asistencia diaria es tan importante.

1.       Éxito académico. La asistencia escolar regular está estrechamente relacionada al logro académico.  Los datos de RUSD muestran un enlace directo entre nuestros estudiantes que más faltan y niveles de lectura bajos.  Entre más tiempo pasen los estudiantes en la escuela, más oportunidades tienen para participar en las lecciones, en conversaciones del salón y ser guiados por los maestros.  Esta participación activa aumenta su entendimiento de las materias y mejora sus probabilidades de tener éxito en tareas y exámenes.  Hay que reconocer que “reponer trabajo” no es igual.

2.       La continuidad en el aprendizaje. La asistencia consistente asegura que los estudiantes pueden construir sobre el conocimiento y las destrezas que obtuvieron en lecciones anteriores.  Faltar a la escuela puede llevar a huecos en el aprendizaje, haciendo que sea más difícil para los estudiantes ponerse al corriente y mantenerse al paso con el resto del salón.

3.       Desarrollo social y emocional. Asistir a la escuela regularmente permite a los estudiantes interactuar con sus compañeros, formar amistades, y desarrollar destrezas sociales importantes.  La escuela provee un ambiente donde los estudiantes pueden colaborar, comunicarse y resolver diversas situaciones sociales. Sin mencionar, ¡los estudiantes solo pueden participar en las celebraciones y actividades divertidas si están en la escuela!

4.       Disciplina y responsabilidad. La asistencia regular inculca disciplina y responsabilidad en los estudiantes. Les enseña la importancia de ser puntuales, cumplir con compromisos y seguir rutinas – y todas estas son destrezas invaluables para la vida.

5.       Interacción entre estudiante y maestro. Los maestros pueden entender mejor las fortalezas y los retos que presentan sus estudiantes cuando pueden interactuar regularmente con ellos.  Esto permite a los maestros ofrecer apoyo y orientación personalizado.

6.       Acceso a recursos.  Las escuelas de RUSD ofrecen una variedad de recursos más allá del salón de clases, tales como bibliotecas, laboratorios, actividades extracurriculares y servicios de consejería.  Asistir a la escuela asegura que los estudiantes tengan acceso a estos recursos, mejorando su experiencia educativa en general.

7.       Salud y bienestar. Las escuelas de RUSD se enfocan en la educación física y la salud, promoviendo el bienestar general y un estilo de vida saludable.

8.       Disminuye el riesgo de abandonar la escuela.  Los altos índices de ausencias muchas veces son asociados con un riesgo elevado de abandonar la escuela.  Asistir a la escuela regularmente ayuda a los estudiantes a mantenerse activos e invertidos en su educación.

9.       Comunidad y ciudadanía. La asistencia escolar fomenta un sentido de comunidad y ciudadanía – ayudando a los estudiantes a desarrollar un entendimiento de responsabilidad colectiva y su propio rol como un miembro activo de la sociedad.

10.   Requisitos legales. Las leyes de Wisconsin requieren que los niños asistan a la escuela hasta alcanzar cierta edad y los padres/tutores pueden recibir consecuencias si sus hijos no asisten a la escuela de manera regular o si faltan demasiados días escolares.

La asistencia tiene un rol fundamental en la educación de un estudiante, en su crecimiento personal y en futuras oportunidades (incluyendo ser menos probable de vivir en pobreza), pero también impacta a todos los que están en la comunidad escolar de ese niño. Si un estudiante falta a la escuela el tercer viernes de septiembre, la escuela no recibe financiamiento estatal para este estudiante, reduciendo la cantidad de dinero que las escuelas tienen para gastar en recursos para los estudiantes.

Presentarse importa. Solo con estar ahí, escuchar la lección, practicar bajo la orientación del maestro y trabajar con compañeros – hace toda la diferencia para los estudiantes.

Desde la educación temprana hasta la escuela preparatoria, cada minuto en la escuela cuenta. Trabajemos juntos para asegurar que nuestros niños estén en la escuela todos los días.